20 años de historia, bajo la guía de las autoridades tradicionales

EPSI ANAS WAYUU celebra 20 años de existencia, dos décadas al servicio de la salud del pueblo Wayuu, bajo la guía de las autoridades tradicionales. 20 años que llegan en medio de una pandemia que nos ha enseñado a trabajar con más entrega por la salud de nuestros afiliados. Queremos hacerlos partícipes y decirles ¡Gracias por ser parte de nuestra historia!

Son 20 años de una historia que se escribe en cada día, 20 años de trabajo incansable para fortalecer procesos de equidad de género, territorios y también para cambiar paradigmas. El primero de ellos resalta el papel de la mujer en los procesos organizativos, en los de salud tradicional, en los estratégicos de la EPS indígena wayuu y también las mujeres como garantes de la armonía y salud colectiva las comunidades.

Recordemos que nuestra entidad fue conformada en el año 2001 por la iniciativa de dos mujeres líderes del pueblo wayuu, ya ellas tenían procesos organizativos encargados de garantizar el desarrollo integral de las comunidades, son ellas las señoras Rosalinda Aguilar de casta Uriana, Coordinadora General de la Asociación de Cabildos y Autoridades Tradicionales y la Señora Josefa González, que en paz descanse, pero que su espíritu permanece y permanecerá en nuestra mente y en nuestro corazón para siempre.

Otro aspecto importante en estos 20 años, la gestión de la EPS indígena Anas Wayuu tiene el compromiso de generar empoderamiento, crear pertenencia a las comunidades por su territorio, sus dinámicas culturales y su cosmovisión. Anas wayuu es una iniciativa de empresariado social indígena, en donde se ha garantizado la participación social desde perspectivas de acompañamiento, control y vigilancia por sus autoridades tradicionales.

A lo largo de todos estos años hemos sido instrumentos de la vida para que las autoridades tradicionales fortalezcan sus procesos organizativos y vean materializado su deseo de recibir atención en salud, en condiciones dignas y apropiadas.

Esperamos llevar a las futuras generaciones el legado de las señoras Rosalinda Aguilar y Josefa González Palmar, que en paz descanse, el mensaje de nuestras autoridades, de lo importante que es para lograr los sueños la perseverancia, resignificar ante la adversidad y de lo valioso que es el trabajo, cuando implica llevar esperanza y bienestar a sus semejantes.

Hay muchos hitos, mencionemos algunos, desde la EPS Indígena Anas Wayuu se han formulado propuestas de reglamentación en salud para comunidades indígenas al ente rector, al Ministerio de Salud, uno de los productos tangibles en la reglamentación para la habilitación de la EPS indígenas Anas Wayuu.

A lo largo de estos 20 años la experiencia que tiene la EPSI en los modelos de gestión y atención en salud integral intercultural ha sido de interés de otros pueblos y ha propiciado intercambio de saberes con pueblos originarios de Canadá, Chile, Argentina, Venezuela, Perú y Panamá.

Las autoridades tradicionales de Anas wayuu dieron a conocer su experiencia de gobernanza en salud al Instituto de Salud Intercultural y a la Asamblea de jefe de las Primeras Naciones, encabezada por el Gran jefe de la Provincia de Manitoba Canadá.

Nuestra entidad ha desarrollado proyectos con instituciones académicas de mucho prestigio nacional e internacional como la Universidad de Antioquia Colombia, la Universidad de Manitoba Canadá. Con estas dos universidades hemos realizado dos encuentros internacionales sobre salud indígena, en el marco de la investigación, prevención, diagnóstico y tratamiento del VIH en comunidades indígenas en Maicao Colombia.

La EPSI ha sido invitada por la Unidad de Género y Diversidad del Banco Interamericano de Desarrollo, participando con una ponencia sobre las experiencias en la prestación de Servicio de Salud a poblaciones indígenas en Colombia, en el foro empresariado Social Indígena lecciones aprendidas y oportunidades; no siendo una institución académica, tenemos convenios de cooperación y apoyo con la Universidad de Manitoba Canadá en su programa de Salud Intercultural.

Todos esos aspectos nos han fortalecido como organización y nos ha permitido generar capacidades tanto en las autoridades con sus comunidades, como en las personas que hacemos parte del equipo de trabajo en ANAS WAYUU por delegación de nuestras autoridades tradicionales. La salud es un derecho fundamental, continuaremos con el legado de las señoras Rosalinda Aguilar y la señora Josefa González, que en paz descanse, en permitir que ANAS WAYUU acceda y participe en el Sistema General de Seguridad Social
en Salud, esperamos que más personas se afilien a nuestra entidad, que contribuyan a su salud con el autocuidado y velen por su salud y de las comunidades.

Seguiremos trabajando en robustecer nuestros procesos técnico administrativos, técnicos científicos, su capacidad financiera y seguiremos trabajando arduamente, con el apoyo de nuestras autoridades tradicionales, para que las personas en las comunidades se cuiden y valoren a la EPSI y sigan con nosotros escribiendo nuestra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.