Te invitamos a prevenir la Hipertensión Arterial

La hipertensión arterial se define como una elevación continuada de la presión en las arterias y para explicar las causas que la originan hay que dividirla en hipertensión primaria e hipertensión secundaria.

La hipertensión primaria es la que ocupa alrededor del 90 % y existen numerosos factores que pueden estar comprometidos en el mantenimiento de la hipertensión arterial como por ejemplo un defecto en la absorción de la sal por el riñón como también puede estar involucrado un aumento en el tono vascular en los vasos sanguíneos.

Otra causa de hipertensión primaria puede ser la herencia y pueden influir factores ambientales como son la alta ingesta de sal, la obesidad y el estrés, estos pueden afectar a personas mayores de 65 años, pero hoy se está viendo que aumenta de manera vertiginosa en los jóvenes por sus malos hábitos alimentarios y su forma desordenada en el estilo de vida.

En cuanto a la hipertensión secundaria se puede decir que una de las causas es el aldosteronismo primario y enfermedades propias del riñón como la glomerulonefritis, la pielonefritis crónica, enfermedad poliquística a nivel renal, enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico, la uropatía obstructiva, entre otros.

 De igual manera puede producir hipertensión el aumento en el consumo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales, el consumo de anfetaminas, antigripales y antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y naproxeno.

En la mayoría de los países de las Américas para prevenir o para evitar la hipertensión arterial se debe realizar un bajo consumo de sal y de grasa saturada, realizar un alto consumo de frutas y vegetales y evitar el consumo de alcohol. Así mismo, procurar mantener niveles óptimos del colesterol en la sangre, realizar actividad física, bajar de peso, evitar el hábito de fumar y también evitar el consumo de drogas psicoactivas como la cocaína y otras drogas como las psicoestimulantes.

Finalmente, dentro de las recomendaciones para su cuidado y tratamiento se debe reducir el estrés y las preocupaciones, dormir ocho horas durante la noche y medir periódicamente la tensión arterial. Si el paciente es hipertenso debe seguir las indicaciones de su médico tratante de manera responsable siguiendo al pie de la letra todas las indicaciones y tratar de prevenir la aparición de esta enfermedad.

Dr Juan Bautista Frías
Especialista en medicina interna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.