Plan de aceleración para la reducción de la mortalidad materna y perinatal

100 días sin muertes maternas

El plan de aceleración para la reducción de la mortalidad materna y perinatal en Colombia es una estrategia diseñada para reducir el riesgo de la mortalidad materna con la intervención del Ministerio de Salud y Protección Social, la Superintendencia Nacional de Salud, las Secretaría de Salud municipales, departamentales, las aseguradoras, las instituciones prestadoras de servicio, en las cuales se enfoca principalmente la atención segura de las maternas y el recién nacido.

El Plan busca que se actué oportunamente, con eficiencia en las pacientes que acuden a los servicios de urgencia y las que están en controles prenatales, para reducir el riesgo de la complicación, que puede llevarlas a la muerte, pero también se necesita el compromiso de las maternas para que asistan al control prenatal y al servicio de urgencias cuando se presente algún signo de alarma o alerta.

Importancia del Control Prenatal
Es importante que las mujeres acudan al control prenatal durante la etapa del embarazo porque en esas consultas no solamente la enfermera y el médico realizan los exámenes clínicos, sino también los de laboratorio y ecografía para identificar si tienen riesgos o no a enfermedades que pueden complicar el embarazo.

Tan pronto las mamitas detectan el embarazo deben acudir a los controles en el primer trimestre, o sea, en las primeras doce semanas acudir inmediatamente a ellos, de esta forma se pueden gestionar las vacunas, las vitaminas, los exámenes, y si la mujer por algún motivo requiere de alguna atención complementaria con el especialista, será remitida para gestionar el riesgo.
Acudir al control prenatal, es muy importante para prevenir el riesgo de complicaciones, tanto para la mamá como para el bebé.

Signos y síntomas de alarma
Durante el embarazo es muy importante tener en cuenta ciertos signos y síntomas de alarma como lo son dolor de cabeza intenso, ver luces o cocuyos, escuchar zumbidos intensos, se puede estar frente a un trastorno hipertensivo del embarazo, fiebre, escalofrío, disminución de la fuerza, asociado a estos síntomas anteriores, puede ser una infección urinaria o de cualquier sistema en el embarazo, que se puede complicar tanto para la mamá como para el bebé.
Además, cualquier signo de manchado, sangrado profuso y abundante por la vía vaginal o salida de líquido, implica inmediatamente acudir al servicio de urgencias.
Estos son los principales signos y síntomas que se deben tener presente ante una emergencia, pero principalmente, si el bebé no se mueve, acudir inmediatamente, pues es una manifestación de que algo está sucediendo dentro de la barriga.
Mujer embarazada ten en cuenta las recomendaciones anteriores y acude oportunamente a un servicio urgencias.