Atención a la Viruela Símica

La viruela símica es una enfermedad causada por un virus, al que se conoce como el de la viruela del mono. Se trata de una enfermedad zoonótica viral, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos, ocurre por contacto directo con la sangre, fluidos corporales o lesiones cutáneas o mucosa de animales infectados.

En África se ha evidenciado la infección del virus de la viruela del simio en muchos animales incluidas las ardillas de cuerda, ardillas de árbol, las ratas cazadas furtivamente de Gambia, entre otros, indico el Doctor Juan Bautista Frías Guerra, asesor de la EPSI Anas Wayuu, especialista en medicina interna.

Este virus fue descubierto en el año de 1958, pero fue declarado como una enfermedad en humanos en 1990, los síntomas duran de 2 hasta 4 semanas, y la tasa mortalidad puede llegar o estar alrededor del 3 al 6 %.

Síntomas

En cuanto a los síntomas se dividen en dos periodos:

un periodo de invasión que puede ir hasta el quinto día, que se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza intenso, linfadenopatia o inflamación de los ganglios a nivel del mentón, del cuello, de la ingle, también puede presentar dolor de espalda, dolores musculares y el paciente se siente sin energía.

La otra etapa va de 1 a 3 días después de aparición de la fiebre y se caracteriza por la erupción en la piel, sobre todo en la cara, las extremidades y en el tronco, inicialmente aparece una mancha o unas lesiones de base plana y luego esas lesiones se van haciendo un poco más firmes y con mucha sensación de rasquiña.

Diagnóstico

Su diagnóstico se realiza por laboratorio donde se debe recolectar muestra de los fluidos tomado de las lesiones que hay en la piel, adicionalmente también se hacen otras muestras de sangre total de hisopado a nivel respiratorio que puede ser requerida para también hacer diagnóstico diferencial.

Hasta el momento no hay un tratamiento específico contra la infección por el virus de la viruela símica, sin embargo, hay algunos antivirales que están siendo estudiados y en vía de aprobación, pero no están disponibles ampliamente a nivel mundial, aunque los síntomas pueden ceder espontáneamente hay que hacer un estricto seguimiento clínico a los pacientes, y brindar tratamiento para aliviar los síntomas y controlar las complicaciones, sobre todo las secuelas a largo plazo.

Con respecto a las medidas preventivas, hay que evitar:

1- El contacto sin protección con animales salvajes incluida su carne, su sangre y otras partes, especialmente aquellos que están enfermos o muertos.

2- Reducir el riesgo de trasmisión de persona a persona sobre todo en las áreas dónde hay brotes de esta enfermedad, evitar el contacto estrecho con personas infectadas porque esto constituye un factor de gran importancia o relevancia.

3- Por último, si sospecha tener signos y síntomas de la enfermedad después de haber tenido contacto con un caso confirmado, por favor llame a su EPS.