68º Congreso de la Asociación Española de Pediatría

Durante el 68º Congreso de la Asociación Española de Pediatría, que reunió a más de 2.000 profesionales en Palma de Mallorca, España donde asistió nuestro Médico Pediatra, Franklin Alejandro Sarabia, Médico Pediatra y Comunicador Social Periodista. Especialista en Gerencia y Auditoria de la Calidad de la Salud de la Fundación Universidad Jorge Tadeo Lozano Vigía de Salud Infantil de la EPSI ANAS WAYÚU, del 2 al 4 junio del 2022.

Los pediatras abordaron la colaboración entre Sanidad y Educación como punto clave para mejorar la salud infantil, durante el acto de presentación del 68º Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que reunió a más de 2.000 pediatras. Se incluyeron en el programa científico importantes temas y la colaboración “fundamental” y “clave” que “debe haber entre Salud y Educación” para promocionar la salud de la población infantil juvenil.

Durante el Congreso, se resaltaron los incrementos en obesidad infantil y en Salud Mental tras los dos años de pandemia por la Covid-19.
“El programa, desde el punto de vista científico, fue muy atractivo, y se trataron temas muy candentes de Pediatría mundial”, subrayó el Médico Pediatra Franklin Sarabia, entre ellos, citó la salud postpandemia, Salud Mental infantojuvenil, trastornos del sueño, problemas de disforia de género, intoxicaciones y asuntos específicos de la seguridad de los niños en los viajes de avión. Falta de actividad física, aumento de la obesidad infantil, problemas de Malnutrición, el sedentarismo y la adicción a las pantallas, “problemas de salud que ya existían en la población infanto-juvenil antes de la pandemia de la Covid-19” y que “el confinamiento, el aislamiento y la falta de relación que han marcado los dos últimos años los han potenciado, convirtiéndolos en uno de los mayores retos actuales para pediatras”.

Otro de los aspectos que más preocupan a los pediatras es el aumento de los trastornos de Salud Mental de los menores, sobre el que el Dr Franklin Sarabia afirmó que “la pandemia ha puesto en evidencia las carencias del sistema, pero sobre todo en la Salud Mental era muy carente en recursos”.

“Lógicamente, han aumentado los casos de ansiedad, depresión, tristeza, preocupación, de problemas… no solo en la población adulta, los niños y adolescentes han sido los grandes damnificados y muchas veces de una forma silenciosa durante esta pandemia. Es la parte de la población que ha tenido más restricciones”, que “ha exacerbado todavía más esos problemas” de Salud Mental, explicó el Vigía de Salud Infantil EPSI ANAS WAYÚU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.