“Queremos que las prácticas ancestrales trabajen con la medicina occidental”

 

Jueves, 30 de agosto de 2018

DOC BEDA

Epsi Anas Wayuu atiende a 182.000 afiliados de la comunidad indígena.

Laura Lucía Becerra Elejalde - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En Colombia existen actualmente cinco Entidades Promotoras de Salud Indígena (Epsi), instituciones que facilitan la prestación de los servicios de salud de forma articulada con las costumbres ancestrales indígenas. Beda Margarita Suárez, gerente de Anas Wayuu, Epsi que trabaja con las comunidades de La Guajira, explicó el trabajo que realizan estas instituciones.

¿En qué se diferencia una Epsi de una EPS? 
La Epsi es una iniciativa de empresariado social indígena. La diferencia radica en que todos nuestros procesos, tanto administrativos como científicos, tienen adecuación sociocultural.

Tenemos instancias de vigilancia y control propias de nuestra cultura conformadas por autoridades y médicos tradicionales y equipos étnicos y culturales, que son quienes dan las directrices de cómo debe ser la gestión dentro de la entidad.

¿Cómo nació la Epsi Anas Wayuu? 
Nuestra entidad se conformó en 2001. Anteriormente las personas estaban afiliadas a una empresa solidaria de salud en el municipio de Maicao, que por disposiciones normativas no pudo continuar. Dos asociaciones indígenas unieron sus esfuerzos y confluyeron 120 comunidades de los resguardos de la alta y media Guajira.

Anas Wayuu nace para darle respuesta a las necesidades en salud en la comunidad, pero busca que todos los procesos estén encaminados a garantizar la permanencia social y cultural de los usos y costumbres Wayuu.

¿Cómo se adecuan sus servicios a las condiciones socioculturales de las comunidades? 
Como cualquier otra EPS, debemos garantizar principalmente un plan de beneficios a través de hospitales o instituciones prestadoras de servicios de atención indígenas. Estos deben tener habilitado el servicio de atención extramural, la adecuación de sus servicios y concertar procesos de atención con las autoridades tradicionales. Todas las estrategias las documentan y las dan a conocer en wayuunaiki, se coordinan las actividades al interior de las comunidades y de esta manera se garantiza la adherencia de los Wayuu a todas las estrategias de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

https://www.larepublica.co/economía/queremos-que.las-practicas-ancestrales-trabajen-con-la-medicina-occidental-2764920

 

En el 2018, ANAS WAYUÚ trabaja en la reducción de la morbilibidad materna extrema y mortalidad materna perinatal

Maicao, agosto 27 de 2018.

El ministerio de Salud y Protección Social, en su Programa Nacional de Riesgo para antes, durante y después del embarazo, busca identificar a las mujeres en edad fértil (que estén en el rango de edades entre los 13 y los 49 años), con factores de riesgo para el embarazo, su adecuado control y atención.

La EPSI Anas Wayuu con su programa para la Reducción de la Morbimortalidad Materno Perinatal, está alineado con el Modelo Integral de Salud, incluyendo el enfoque diferencial para la población wayuu, respetando siempre los usos y costumbres de la etnia. A través del fortalecimiento a su red prestadora en atención preconcepcional que es el servicio que se brinda a las mujeres que planean un embarazo y así mismo disponer de métodos anticonceptivos modernos para quienes así lo requieran, servicio de urgencias en los siete municipios donde la EPSI hace presencia, además del servicio de cuidados intensivos adulto y pediátrico.

Basado en lo anterior, la asistencia técnica que realiza la EPSI Anas Wayuu con su Dirección de Gestión al Riesgo a cargo de la doctora Marlenis Romero Ortega, con un equipo interinstitucional conformado por médicos, especialistas, enfermeras y trabajadoras sociales, brinda capacitación permanente a la red de prestadores en el departamento de La Guajira, orientada al fortalecimiento de competencias en gestión del riesgo individual para generar un impacto colectivo en la población materno perinatal, teniendo en cuenta las patologías de mayor impacto que pueden afectar el embarazo y / o durante o después del parto la salud de la madre y el recién nacido.

En el año 2017 informaron a SIVIGILA 29 muertes maternas en La Guajira, de las cuales dos fueron reportadas por Anas Wayuu, hecho que hace a la entidad doblar esfuerzos para reducir a su mínima expresión las muertes maternas y de recién nacidos.

De acuerdo al Boletín Epidemiológico que emana la Administración Temporal de Salud, hasta la semana 24 de 2018, este fenómeno continúa golpeando al departamento, donde informa 6 casos de muertes maternas, 374 casos de morbilidad materna extrema (riesgos y vulnerabilidad del embarazo), 77 casos de defectos congénitos y 124 muertes perinatales.

De las muertes maternas informadas hasta la semana 24 por dicho boletín, ninguna es aportada por la EPSI Anas Wayuu.

Con su gestión, la EPSI garantiza los deberes y derechos en salud sexual y reproductiva con una atención humanizada y de calidad y con sus estrategias también busca fortalecer las competencias del personal de salud de las IPS que hacen parte de su red de prestadores, un manejo adecuado de la información que permita conocer la magnitud del problema, sus causas y las determinantes sociales de la mortalidad materna.

En días pasados, miembros del equipo de salud de la Dirección de Gestión al Riesgo, participaron en el Simposio Regional de Actualización en Vacunas y el Modelo de Atención Materno Perinatal, porque la salud de la madre y el niño antes y durante el embarazo y después del parto, es un importante indicador de desarrollo económico, social y cultural. En Anas Wayuu EPSI, el bienestar de las embarazadas es una prioridad.

Para la Gerente de Anas Wayuú, Beda Margarita Suárez Aguilar, las muertes maternas afectan a la familia y a la comunidad en la que viven, por ello la importancia que tiene para la EPSI, el desarrollo de actividades encaminadas a lograr la meta de reducir las muertes maternas, para lograr también un adecuado funcionamiento familiar en la población guajira.

MATERNAS

CAPACITACION

Anas Wayuu EPSI lidera jornada de empoderamiento a profesionales de la salud con el apoyo de Scandinavia Pharma.

En alianza con Scandinavia Pharma, la EPSI Anas Wayuu realizó dos jornadas de empoderamiento denominadas "Es tiempo de actuar" con temas como:

  • · Servicio humanizado
  • · Pacto de humanización por la salud en especial al paciente cardiovascular
  • · Prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica.

Las jornadas fueron dirigidas a médicos coordinadores de la EPSI, encargados de Atención al Usuario, enfermeras, auxiliares de triage, promotores de salud y porteros no solo de Anas Wayuu sino de las instituciones que hacen parte de la red de prestadores en el departamento de La Guajira en la zona urbana y rural.

Además de empoderar a los profesionales del campo de la salud, los objetivos de la EPSI son: facilitar el acceso de actualizaciones médicas a zonas rurales dispersas, conllevando esto a mejoras en la atención con uso de terapeutica de calidad.

La vida sedentaria ha aumentado los riesgos cardiovasculares en la población en general, especialmente la comunidad wayuu donde la incidencia es alta, por lo que la gerente de la EPSI Beda Margarita Suárez Aguilar, realizó el acercamiento con la firma para realizar un esfuerzo en conjunto y así crear conciencia en mejorar los hábitos de vida en los pacientes reduciendo dichos riesgos y capacitar con los últimos avances a quienes están a cargo de la atención en las instituciones de salud.

Con el programa de empoderamiento continuará una agenda en lo que queda del año y el 2019 para continuar llevando a la zona urbana y rural donde tiene impacto la gestión de la EPSI Anas Wayuu, los últimos avances en tratamiento y medicamentos.

Es primordial que los resultados que se obtengan, sean pacientes atendidos de acuerdo a su patología y con profesionales de la salud capacitados para brindar un servicio humanizado a quienes acuden a los centros hospitalarios.

En esta iniciativa juega un papel importante la prevención porque en enfermedades como la hipertensión y diabetes, los hábitos de vida saludable reducen ostensiblemente los riesgos de un accidente cardio vascular además de dar calidad de vida a los pacientes que ponen en práctica esta recomendación médica.

 

ANAS WAYUU EPSI   CELEBRÓ EL DIA NACIONAL DEL SALUBRISTA

Maicao, agosto 28 de 2018.

La Empresa Promotora de Salud Indígena (EPSI) Anas Wayuu, celebró desde su sede principal ubicada en el municipio de Maicao, La Guajira, el pasado 24 de agosto el Día Nacional del Salubrista en un evento simultáneo con la Asociación Colombiana de Salud Pública (ACSP) desde Bogotá D.C. y en conexión con otras ciudades como; Santa Marta, Cúcuta, Pamplona, Medellín y Manizales, para exaltar la labor de los funcionarios que hacen parte de la red del salubrista, quienes con su trabajo contribuyen a mejorar la salud y el bienestar de la población.

El evento estuvo liderado por la Dr. Beda Margarita Suarez, Gerente de la EPSI, quien además de ser Médico de profesión hace parte de la ACSP, quien estuvo acompañada de la Lic. María Alicia del Castillo, Líder de Salud Pública de la EPSI y la Lic. Keydis Larios Líder de Promoción y Prevención, quienes a través de su gestión diaria adelantan acciones y actividades para contribuir a la prevención, vigilancia y atención de las enfermedades de interés en salud pública.

La ACSP ha escogido a partir del 2018, el 25 de agosto, para destacar esta labor en la sociedad porque tiene un rol bastante amplio, no solo se limita a brindar seguridad y salud en el trabajo, sino que con su actuar debe también abarcar la salud pública para proteger a la población, mejorando las condiciones de salud en las comunidades mediante la promoción de estilos de vida saludables, campañas de concientización, educación e investigación para la prevención de enfermedades.

Al evento académico, también asistieron invitados especiales como miembros de las IPS y aliados estratégicos que hacen parte de la Red de Prestadores de Servicios de Salud de la EPSI. En el desarrollo del evento, se realizó un reconocimiento especial a profesionales destacados en el Departamento de la Guajira, como la Lic. Leslie Bruzón; Bacterióloga, especialista en Epidemiología y Referente de Vigilancia Epidemiológica en la Secretaría de Salud Departamental, el Lic. José Cotes; Enfermero, Jefe de Salud Pública de la Secretaria de Salud del municipio de Maicao, Adonay Hernández; Especialista en Administración de Servicios de Salud y Referente de Prestación de Servicios de Salud del municipio de Uribía y Arístides Ortiz; Odontólogo, Especialista en Gerencia de Salud y Jefe de Salud Pública del mismo municipio quienes compartieron sus experiencias en el trabajo de campo a favor de la salud pública de las comunidades.

DIA DEL SALUBRISTA

 

Maicao, 16 agosto de 2018. Sebastián Cueto residenciado en Albania y Alcibíades Baquero del municipio de Barrancas, son afiliados de la EPSI Anas Wayuu, aunque no se conocen, están conectados por una misma historia: vida después de la vida gracias a un trasplante de riñón.

El trasplante de órganos es un tratamiento médico por medio del cual órganos, tejidos y células enfermas son remplazados por las de un donante compatible. Estos procedimientos ofrecen excelentes resultados en la mejora de la calidad de vida de las personas y en la mayoría de los casos, la prolonga. Actualmente la EPSI Anas Wayuu cuenta con cuatro casos de trasplante de riñón, el órgano de mayor demanda en Colombia y el mundo.

Alcibíades Baquero, un barranquero de 52   años, recibió su trasplante en el hospital San Vicente de Paúl de la ciudad de Medellín, hoy puede cargar a su nieta, disfrutar de su familia y visitar a sus amistades, hace 8 años, antes del trasplante no podía realizar cosas tan sencillas, su grave condición le impedían llevar una vida normal antes de la cirugía, unido a la amenaza de morir porque sus riñones habían colapsado y a la incomodidad de estar sujeto a una máquina de hemodiálisis.

8 años después, el señor Baquero manifiesta su agradecimiento a Dios y a la EPSI Anas Wayuu, que con responsabilidad realiza una gestión en la que prima el bienestar de sus afiliados.

Aunque más reciente, es igual de impactante el testimonio de Sebastián Cueto, residente en el municipio de Albania, conductor de oficio de 65 años, el cual fue trasplantado apenas hace 9 meses en la misma institución antioqueña, con lágrimas en los ojos reconoce que con el riñón recibido pasó de la oscuridad a la luz, su recuperación ha sido exitosa, también agradece a Dios por contar con una esposa abnegada y una EPS que lo ha acompañado en este proceso que no ha sido fácil. Seis largos años de diálisis y espera hacen valioso el gozo de tener nuevamente calidad de vida y compartir plenamente el afecto de su familia.

Sebastián y Alcibíades han querido compartir su historia, olvidando sus cicatrices y los malos momentos, han centrado su relato en la luz y no en la oscuridad, recibieron con el riñón trasplantado esperanza, lo que les hace reconocer la gestión de Anas Wayuu, por su eficiencia y servicio humanizado, demostrando además que en el Sistema de Salud Colombiano no todo es malo. Ambos afirman con gran motivación que más que un trasplante de riñón, lo suyo fue un trasplante de vida.

TRASPLANTE

casanar3

En la sala de audiovisuales de la universidad Antonio Nariño, se realizó la socialización del proyecto “Causas del Diagnóstico Tardío de Cáncer de Cuello Uterino en tres departamentos del país y estrategias para implementar un programa para su control”  el cual fue ejecutado por la Universidad de Antioquia, financiado por Colciencias y coejecutado en La Guajira por la EPSI Anas Wayuu, en otros dos departamentos de Colombia dicho proyecto fue coejecutado por la Universidad Antonio Nariño y la Gobernación del Amazonas.

El objetivo fue establecer factores asociados al diagnóstico tardío de cáncer de cuello uterino y estrategias para implementar un programa para su control en los municipios de Riohacha, Maicao, Uribía, Manaure, Barrancas, Albania, San Juan del César, El Molino y Villanueva; en los municipios de Leticia y Puerto Nariño del departamento del Amazonas y los municipios de Pasto, Tumaco, La Unión e Ipiales del departamento de Nariño.

En los estudios preliminares se tuvo en cuenta las condiciones internas y externas a los servicios de salud y el modelo de los tres retrasos utilizados de manera constante en la mortalidad materna, que al igual que la patología mencionada es prevenible en la mayoría de los casos.

Se realizaron métodos cuantitativos y cualitativos en las visitas realizadas a diferentes sectores del departamento. Con el componente cualitativo se buscó definir estrategias que permitieran de manera fehaciente prevenir la aparición del cáncer, por lo que se hizo necesario realizar entrevistas a grupos focalizados de casos y control, informantes claves del sistema de salud y miembros de las comunidades indígenas, como médicos tradicionales, parteras, promotores de salud, abuelas wayuu y asociaciones de mujeres.

En Colombia se calcula una incidencia anual de cáncer de cuello uterino del 18.6 % y una mortalidad de 8 mujeres por cada 100 mil, esto es alarmante porque es tres veces mayor que las estadísticas presentadas por países con altos ingresos como Estados unidos, donde la incidencia es de un 6.6% y la mortalidad es de un 2.7% por cada 100 mil mujeres.

En el país las tasas de casos de cáncer y mortalidad son más frecuentes en las zonas aledañas a las fronteras, los ríos navegables, el golfo de Urabá y la Serranía del Baudó.

Entre el 2007 y el 2011 la tasa ajustada de mortalidad para La Guajira fue de 5.4% entre 100 mil mujeres, lo que obliga a que todos los entes de salud del departamento unan esfuerzos para lograr reducir estas tristes estadísticas.

La EPSI Anas Wayuu abandera procesos en el departamento de La Guajira para lograr un mejoramiento en la calidad de vida de las mujeres, especialmente grupos específicos que están más vulnerables a la enfermedad.

Scroll to top