¿Qué es el sarampión y cómo se transmite? ​

Es una enfermedad causada por un virus, se desarrolla en el ser humano, es ​muy contagiosa y ​​se transmite de persona a persona al inhalar pequeñas gotas de secreciones respiratorias, expulsadas por una persona contagiada, al hablar, toser o estornudar.


¿Qué debo hacer ante una sospecha de sarampión?

Si tiene fiebre de más de dos días, brote en la piel y tos, acuda al centro de atención en salud más cercano a su residencia, para que sea valorado por personal de salud y le practiquen la prueba de sarampión. Tenga siempre a mano su carné de vacunación actualizado y preséntelo en el centro de atención. En caso de haber viajado al extranjero o llegar de otro país, informe al médico tratante quien hará la valoración correspondiente. Evite visitar sitios públicos como jardines infantiles, escuelas, colegios, universidades, estadios, cines, centros comerciales, lugar de trabajo, entre otros lugares donde se concentren varias personas.

​​ 

¿Cuánto tiempo debe permanecer en aislamiento un caso sospechoso de sarampión?

Si el reporte es positivo debe permanecer al menos siete (7) días en aislamiento, contados desde el día de la aparición del brote en la piel. El aislamiento debe ser estricto; es decir, no se debe tener contacto con personas que no hayan recibido las dos dosis de vacunación para sarampión-rubéola. 

  

¿Qué medidas de prevención existen? 

La vacunación es la mejor forma de prevención.​ Esta se realiza con la vacuna triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis o paperas) o con vacuna bivalente (sarampión, rubéola). Es importante no tener contacto con personas que puedan estar enfermas, utilizar tapabocas y lavarse las manos con frecuencia.​


¿Quiénes se deben vacunar?

- Todos los niños y niñas que cumplan 12 meses de edad con la dosis de triple viral​ (sarampión, rubéola, parotiditis).

- Niños y niñas de 5 años con un refuerzo con Triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis).

- Niños y niñas hasta 10 años, 11 meses y 29 días de edad con triple viral.


¿Qué debe presentar a la hora de vacunarse?           
  

Es indispensable llevar su carné de vacunación para verificar que tenga el esquema de vacunación completo para la edad. Si no lo tiene o se le perdió, también puede acercarse al puesto de vacunación, asegurándose de guardar el carné en un sitio seguro.


Síntomas de alarma​

Acuda inmediatamente al punto de atención si presenta estos síntomas: 


- Fiebre alta mayor a 38.5 grados con duración entre 4 y 7 días.

- Tos, secreción nasal o moqueo.

- Conjuntivitis (ojos llorosos y rojos)

- Pequeñas manchas blancas en la cara interna de las mejillas.

- Erupción o brote que inicia en la cabeza y desciende a todo el cuerpo.

- La rubéola también se acompaña de inflamación de ganglios detrás de las orejas.


Complicaciones que se pueden presentar con el sarampión.

El sarampión se puede complicar con neumonía, infecciones del oído, diarrea y encefalitis que pueden llevar a la muerte. La infección también puede llevar a complicaciones graves en las gestantes, e incluso ser causa de aborto o de parto prematuro.


Qué personas se complican más frecuentemente con el sarampión

- Niños menores de 5 años y adultos mayores de 30 años.

- Menores con desnutrición y con déficit de vitamina A.

- Personas inmunosuprimidas, ​incluyendo VIH. ​

- Mujeres embarazadas

Scroll to top