“Queremos que las prácticas ancestrales trabajen con la medicina occidental”

 

Jueves, 30 de agosto de 2018

DOC BEDA

Epsi Anas Wayuu atiende a 182.000 afiliados de la comunidad indígena.

Laura Lucía Becerra Elejalde - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En Colombia existen actualmente cinco Entidades Promotoras de Salud Indígena (Epsi), instituciones que facilitan la prestación de los servicios de salud de forma articulada con las costumbres ancestrales indígenas. Beda Margarita Suárez, gerente de Anas Wayuu, Epsi que trabaja con las comunidades de La Guajira, explicó el trabajo que realizan estas instituciones.

¿En qué se diferencia una Epsi de una EPS? 
La Epsi es una iniciativa de empresariado social indígena. La diferencia radica en que todos nuestros procesos, tanto administrativos como científicos, tienen adecuación sociocultural.

Tenemos instancias de vigilancia y control propias de nuestra cultura conformadas por autoridades y médicos tradicionales y equipos étnicos y culturales, que son quienes dan las directrices de cómo debe ser la gestión dentro de la entidad.

¿Cómo nació la Epsi Anas Wayuu? 
Nuestra entidad se conformó en 2001. Anteriormente las personas estaban afiliadas a una empresa solidaria de salud en el municipio de Maicao, que por disposiciones normativas no pudo continuar. Dos asociaciones indígenas unieron sus esfuerzos y confluyeron 120 comunidades de los resguardos de la alta y media Guajira.

Anas Wayuu nace para darle respuesta a las necesidades en salud en la comunidad, pero busca que todos los procesos estén encaminados a garantizar la permanencia social y cultural de los usos y costumbres Wayuu.

¿Cómo se adecuan sus servicios a las condiciones socioculturales de las comunidades? 
Como cualquier otra EPS, debemos garantizar principalmente un plan de beneficios a través de hospitales o instituciones prestadoras de servicios de atención indígenas. Estos deben tener habilitado el servicio de atención extramural, la adecuación de sus servicios y concertar procesos de atención con las autoridades tradicionales. Todas las estrategias las documentan y las dan a conocer en wayuunaiki, se coordinan las actividades al interior de las comunidades y de esta manera se garantiza la adherencia de los Wayuu a todas las estrategias de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

https://www.larepublica.co/economía/queremos-que.las-practicas-ancestrales-trabajen-con-la-medicina-occidental-2764920

 

Scroll to top